es | en | eu

Iglesia de San Ignacio de Loyola (Iglesias en San Sebastián / Donosti)

Iglesia de San Ignacio de Loyola (San Sebastián - Donosti)
Iglesia de San Ignacio de Loyola Iglesias Gros Recomendar desde Facebook Recomendar desde Twitter Enviar a meneame Enviar a meneame Compartir en Google+ Pint It
En el barrio de Gros se encuentra uno de los rincones más imponentes de San Sebastián. La iglesia de San Ignacio de Loyola es un templo parroquial de gran belleza que hunde sus raíces en el siglo XIX. Más de cien años de historia recaen sobre cada una de las piedra de este edificio, bellamente proyectado, que tiene además en su haber la virtud de la originalidad, pues escapa a los estándares del arte neogótico con una arquitectura única que merece la pena descubrir.

La plaza de Cataluña acoge en su parte sudeste la planta de tres naves de San Ignacio de Loyola. Esta iglesia, levantada en el último tercio del siglo XIX, es un ejemplo de elegancia y solemnidad, dotada de unas líneas que armonizan admirablemente con la naturaleza circundante.

Sería construida en un solar donado por doña Águeda Gros, siguiendo el proyecto trazado por José Goicoa. Aunque las obras se iniciaron en 1888, la parroquía de San Ignacio existía ya desde 1883 y abarcaba los barrios de Atocha, Eguía, Gros y la parte oeste del monte Ulía. Las obras se iniciaron en 1888, y durante cinco años la iglesia fue tomando forma de acuerdo al estilo neogótico. Aunque dicho movimiento estaba en boga, nuestra iglesia consiguió apartarse de los cánones y alcanzar líneas propias, según observamos en la nave transversal, que brilla por su ausencia, dando así lugar a una planta genuina, muy lejos de las convencionales de cruz latina.

El 24 de julio de 1897 se inaguraba el templo, aunque la torre habría de esperar unos años. Gracias al legado de Fermín Lasala y Collado, la torre pudo rematarse a finales de 1928. Su coste superó al de la propia iglesia. También al duque de Mandas debemos la instalación de calefacción centralizada en el edificio, por lo que el paseante puede admirar cómodamente estas galerías.

Pero la belleza externa del templo tan solo es superada por las reliquias de su interior. Destacan su colección de pinturas, en los paños de la Capilla Mayor, que narran escenas de la vida de San Ignacio de Loyola; las vidrieras de la prestigiosa casa Maumejean y la imagen del sagrado corazón de Jesús, obra del escultor Mariano Benlliure. De Benlliure son la mayor parte de las obras pictóricas del templo, donde también nos descubrimos ante el sepulcro neorenacentista del duque de Mandas. A los pies del coro se encuentra el órgano de E.F. Walker y Cia. Con sus 28 juegos de tubos y sus dos teclados manuales, este instrumento destila una de esas inconfundibles melodías que agradan al oído y elevan el corazón.

La reina María Cristina colocaría la primera piedra de un edificio con personalidad y portento incontestable. Y es que la de San Ignacio de Loyola es una de esas iglesias que siempre dejan un recuerdo indeleble.
Fotos relacionadas con Iglesia de San Ignacio de Loyola
Iglesia de San Ignacio de Loyola de noche
Iglesia de San Ignacio de Loyola de noche (San Sebastián - Donosti)
de SanSebastianDonosti.com
Publicidad

Publicidad
Envia tu carta al Rey Gaspar
Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Seguir navegando significa Aceptar las política de cookies. Más información